Te tengo una mala noticia



¿Te han dado una mala noticia acerca de tú salud o de la de un ser querido? un diagnóstico de enfermedad terminal.

Cuando recibes esta noticia estás empezando a vivir un duelo. En Tanatología lo llamamos "Duelo Anticipado"

Primero no puedes creer que sea verdad, ¿en qué momento se enfermó? ¿estará bien el diagnóstico? Quieres una segunda opinión y estás en todo tu derecho. Después... es una turbulencia de emociones, sentimientos, preocupación y gastos... hasta el día de su muerte.

Sin embargo, el conocimiento anticipado de la muerte, el vivir cada día el desgaste del cuerpo del paciente, sus dolores e incomodidades, es como un "regalo" para empezar a elaborar ese duelo que inició con un diagnóstico fatal y que seguirá después de su muerte de una manera diferente, tal vez con sufrimiento adherido al alivio de ya no verlo sufrir a él. Ahí está tu oportunidada de empezar a resolver, a poner orden legal, laboral, personal, antes de que se acabe el tiempo. Pensar y prever es el regalo que te da un duelo anticipado; estar ahí, acompañar, pedir perdón, hablar con gratitud y con amor.

El tiempo de su enfermedad es oro, es oportunidad para el enfermo y para ti.


Recuerda, eres luz.

Mónica Rodríguez G.

Tanatóloga

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo