Eres un infeliz o una desgraciada...

Y esto no es nada, el repertorio es variado y florido, de la A a la Z, y ¡No, no duele la boca cuando las dices... lo que duele es el alma!

Niegas con el cerebro sentir más nada y no puedes todavía llamarl@ por su nombre.

"El tiempo ayuda"... pensaste hace 20 años, o tal vez lo piensas hoy pero eso no sucede así. Quizá ya tienes otra pareja, tal vez hasta otros hijos, sin embargo sigues pensando en ¡Cómo me fui a enamorar de ese! ¡En qué estaba pensando! ¡No me la vuelven a hacer! y sabes qué por cuidarte de las heridas que todavía no cicatrizan estás perdiendo tiempo maravilloso de gozar, por cargar resentimientos que pesan estás perdiendo tiempo maravilloso de sentirte en libertad.

¿Te quieres enamorar primero de ti y luego de alguien más? cierra ciclos. Es lo mejor que puedes darte en tu vida porque te abres a nuevas oportunidades con tu ser íntegro, completo, sin recelo de ser lastimad@, humillad@ y con la oportunidad de gozar de experiencias que te nutren desde el alma.

Recuerda que "lo que hoy estás listo para terminar es porque ya alguno de los dos lo había soltado antes."


Con amor...

Mónica Rodríguez G.

Tanatóloga y Coach


3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo