Cómo empezar de cero despúes de una mala racha.

¡Uff! Cuántas personas están viviendo esto en este momento, quiebres de negocios, desempleo, muerte del proveedor principal de la familia, etc, etc.

Por eso quiero tocar contigo este punto, ¿Has empezado de cero alguna vez?

Yo sí, teníamos 3 años de casados y una bebita de meses de nacida; también teníamos la hipoteca de nuestro departamento, la responsabilidad de tener una hija pequeña, inexperiencia y miedo. Sin embargo ahora te puedo decir que ha sido de las experiencias más fuertes y más maravillosas que he vivido porque me dejó ver mi otro lado; el miedo se convirtió en fe y nos mantuvimos mi esposo y yo más unidos y aliados que en cualquier otro momento antes. Yo estoy convencida que esa experiencia nos consolidó como matrimonio y ahora, después de casi 28 años de casados hemos tenido sacudidas que no han podido tirarnos, ni podrán.

Me dí cuenta de mis recursos, de mi potencial, de mis habilidades, de mis capacidades y me quité la pena. Salíamos con una canasta de joyería de fantasía, con un mostrador de llaveros en forma de animales y con unos servilleteros de plástico estampados a ofrecer de tienda en tienda y ¿sabes qué? estoy orgullosa de Él, de mi, y de nuestra bebita que se portaba tan bien andando en la calle todo el día. Fue una época difícil y determinante para los tres.

Por supuesto que cuando él consiguió nuevamente trabajo nuestra vida dió un giró y todo fue para arriba, viento en popa, muchos años; y después se vuelven a cerrar ciclos porque desaparecen las empresas, o prescinden de tus servicios, o decides abrir tu propio negocio y entonces... ¡sacúdete el miedo! si se puede, que es mucho trabajo, que toda la responsabilidad es tuya, que te tienes que apretar el cinturón porque hay que invertir...si, si y a todo si.

Por favor no te rindas, coge un papel y un lápiz y recuerda el peor momento que has atravesado en tu vida, escríbe lo que hiciste bien en ese momento, de qué estás orgulloso, y qué te hubiera gustado tener para enfrentar mejor ese momento (recuerda que hablamos de recursos emocionales). Eso que quisieras tener puedes desarrollarlo a la voz de ya, vive, actúa, compórtate, piensa como si eres así, lo demás de la lista ya lo tienes.

Respira hondo, ten fe y haz lo mejor que puedes.


Con empatía y amor

Mónica Rodríguez G.


12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo